lunes, 4 de abril de 2011

Bio Detox Organic Foundation de Bourjois





Hola chicas.
Mi primera entrada va a ser para hablaros de la base fluida de maquillaje de Bourjois Bio Detox.
Esta base promete ser una fórmula casi 100% natural, 98.8% de ingredientes de origen natural para ser exactos, de los que un 25% proviene de la agricultura biológica. Contiene entre otros: aceite de jojoba, soja, polvo de arroz y clorofila, y por lo que parece, no lleva siliconas. Además cuenta con el certificado Ecocert.
De entrada, la base promete, y si abrimos el bote y la olemos, existe un alto porcentaje de posibilidades de que salgamos de allí con una nueva adquisición y un nuevo bote más estorbando en el armario y aumentando nuestros niveles de estrés por terminar un producto que no nos gusta pero que nos negamos a tirar entero, sobre todo porque su precio, no es nada asequible, sobre todo para una marca de esas que llamamos “de perfumería”. Y es que su precio (unos 20€ según el sitio) no dista mucho del que podamos pagar por una base fluida de MAC, y la calidad y el resultado que obtenemos con ella está a años de luz de esta prestigiosa marca conocida ya por todas.

¿Y por qué digo esto? Pues porque a pesar de lo que la marca promete, esta base no deja un acabado pulido ni mucho menos inalterable. Pero empecemos por el principio:

El olor: Como he dicho antes, el olor es practicamente adictivo, al menos a mí me lo parece. Es un olor que recuerda al campo, no sé, pero a mí me huele a “verde”, a fresco, a limpio. Tal y como dice la descripción yo creo que es a clorofila (su ingrediente estrella) y en eso se basan para publicitarla como base desintoxicante, beneficiosa para la piel y capaz de luchar contra las agresiones externas tales como la polución y “atrapar” el oxígenos que necesita nuestra piel… demasiado para una simple base de maquilaje ¿no?

La textura: la primera sensación que se tiene al aplicarla en la cara es muy agradable, precisamente por ese olor. Se siente fresca, incluso te da la impresión de que te hace bien a la piel, porque además, una de sus características es que dice no obstruir los poros, desintoxica la piel y la deja respirar. Su acabado es totalmente mate… muy mate, por lo que a mi parecer, y en contra de lo que dice la publicidad, no creo que esta base esté indicada para todo tipo de pieles, ya que veo muy difícil (por no decir imposible) que esta base pueda extenderse bien en una piel seca. Yo diría más bien que está especialmente formulada para pieles mixtas o grasas, ya que el polvo de arroz absorbe rápidamente la grasa de la piel y la deja con un aspecto totalmente mate. Ni que decir tiene que con esta base no deben usarse polvos para matificar puesto que por sí sola ya deja un aspecto bastante empolvado. El problema es que lleva tal cantidad de polvo que es imposible trabajarla a no ser que te la aplicaras de una sola pasada con un rodillo en plan pintor de brocha gorda. Conforme vas aplicando la base, vas notando cómo el producto se seca y se empieza a hacer difícil de trabajar. Hay que trabajarla muy rápido para que no se hagan parches, pero resulta casi imposible. Sería recomendable ir por partes pero luego se notarían las uniones.

Aplicación: Esta base es difícil de aplicar sea cual sea el método. Todos tienen sus cosas a favor y sus cosas en contra. Pero desde luego ninguna de ellos deja una acabado fino y trabajado. Si la aplicamos con una paletina (brocha plana) la cobertura es mayor que de cualquier otra forma, se notará más el producto y además salen bolillas (por la cantidad de polvo batido que lleva la fórmula), pero es la única manera de aplicarla de un modo más o menos uniforme y que no se aprecien parches en la cara. El resultado es más o menos uniforme, pero cantoso. Si la aplicáramos con una kabuki de corte plano tipo la F80 de Sigma, la brocha absorbería gran parte del producto (la parte acuosa de la fórmula) haciendo aún más difícil trabajarla sobre la piel, pero nos evitamos esa sensación de llevar un cm. de maquillaje sobre la piel. El maquillaje se apreciará menos en la piel pero se nos verán parches (si además tenemos en cuenta la poca variedad de tonos que hay será fácil no dar con nuestro tono exacto y los parches se notarán aún más); el rostro quedará desigual, dando la impresión de que tenemos zonas despigmentadas o hiperpigmentadas en la piel; algo cuanto menos absurdo puesto que nos pasamos media vida buscando la crema antimanchas perfecta. La aplicación con la mofeta es más sutil aún que con la anterior, pero tiene el mismo problema y además se nota más, es imposible trabajar la fórmula de manera que quede uniforme. Eso sí, aquí apenas se nota el efecto cakey. Con los dedos queda muy natural, creo que es el mejor resultado de todos, pues el calor de los dedos ayuda a que aguante más sin secarse, pero aún así se hace casi imposible difuminarla bien y el problema sigue siendo el mismo: no conseguiremos un tono uniforme. Otro punto en contra a la hora de aplicarla es que la consistencia de esta base hace que sea casi imposible que no queden residuos en las zonas de las aletas de la nariz, bajo el labio inferior, en la línea del pelo y sobre todo en el contorno de las cejas. Como os podéis imaginar, el acabado no es nada profesional.

Cobertura: En cuanto a la cobertura de la base y su durabilidad tampoco sale bien parada. La base tiene un cobertura media-alta (yo por ejemplo no necesito aplicarme corrector después de ponérmela). Nada más terminar de aplicarnos la base es cierto que la cara tiene un aspecto increíble. Liso, uniforme, como de muñeca de porcelana, pero esto es porque está recién aplicada y porque no nos hemos visto a la luz del sol, en cuanto llego al trabajo y me miro con otra luz, distinta empiezan a verse todas las imperfecciones que este maquillaje ha dejado en mi rostro, se aprecian parches, (las zonas más secas han absorbido por completo el producto y empiezan a reaparecer nuestras marquitas y demás, mientras que las zonas más grasas hacen que la fórmula empiece a derretirse y a hacerse evidente) y se empiezan a ver residuos en las zonas que antes comenté y sobre todo, la base se nota, se nota y mucho, porque lo que queda en la piel es prácticamente polvo,  (ya que la piel ha absorbido la parte fluida) pero un polvo muy gordo y con una cierta base aceitosa. ¿El resultado? al acercarte al espejo se aprecia perfectamente ese polvillo que que crea el espantoso efecto “cakey” y lo peor es que a pesar de que es indicada para pieles mixtas-grasas, en cuestión de horas mi frente está llena de brillos.

Acabado: La sensación al tocarte la cara, sobre todo la frente es de suciedad y de grasa.  A pesar de que la marca promete que se trata de un producto de larga duración (“permanece inalterable toda la jornada”), cuando te tocas la cara, el producto se queda en los dedos, en la ropa, etc. No tiene nada que ver con el acabado que ofrecen otras fórmulas como la F&B de MUFE (supongo que ocurre igual con la de MAC), con las que tu piel se siente limpia durante todo el día, y como si no llevaras nada. Puedes tocarte, limpiarte o rozarte la cara con la ropa sin temor a que el maquillaje vaya dejando huella allá donde toque. Intentad sonaos la nariz con la Bio Detox puesta y ya me contaréis x)


Veredicto: Por lo tanto y a pesar de lo mucho que me gustaba los primeros días, le doy un merecido suspenso. A pesar de que su olor me tenga enganchada. No sé si podré terminar el bote (está casi por la mitad) pero de momento la tengo aparcada porque tuve un brote de granitos y me pareció que la base lejos de combatirlo, agravaba  el problema.

Espero que todo este rollo os haya servido al menos para disipar dudas si teníais intención de comprárosla ^^
Un saludo a todas.

6 comentarios:

  1. ¡Felicidades por tu superentrada! se agradece siempre una opinión sincera y bien fundada, es muy útil. Bienvenida al mundo blogger, me encanta poder aprender y comunicarme con otras aficionadas al makeup! Un abrazo. TereG

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias Tere! me alegro mucho de que te haya sido útil :)

    ResponderEliminar
  3. Hola!! no sé si te aparecerá mi blog, soy Beatriz,"beauty and fashion things". Me ha gustado mucho tu entrada, personalmente no he probado la base en cuestión pero creo que no es ni necesario ya que Bourjois es una marca que casi me repugna y por lo que veo estoy en lo cierto... sus productos suelen ser una porquería.
    Como te decía, me ha gustado mucho la entrada ya que cuentas con total sinceridad tu experiencia con esta base, no tenía pensado comprarmela pero aun así me ha resultado útil para el futuro (pensaba que era manía lo que le tenía a esta marca, pero ya veo que no es sólo eso).
    un beso!

    ResponderEliminar
  4. No, para nada Beatriz, esta casa tiene sus tesoritos, créeme, pero hay que saber buscar :)
    Es una marca que he usado desde que empecé a maquillarme prácticamente, y en todos estos años he podido encontrar algunas cosillas que merecen la pena. Ya os hablaré de ellas :)

    ResponderEliminar
  5. Bueno, pues al final parece que podré sacarle partido a la base y terminarla. Hoy la he mezclado con la F&B de MUFE, y aunque me parece un pecado, (como si mezclara un Rioja con Fanta de limón) queda mucho mejor y podré aprovecharla.

    ResponderEliminar
  6. No estoy para nada de acuerdo, a mí me encanta hace 2 años que la utilizo a diario y me parece fantástica.

    ResponderEliminar